Están locos estos romanos


Acabo de volver de un viaje por Italia, y aunque solo pude visitar dos ciudades he de confesar que ha sido una experiencia única e irrepetible, es un lugar que para los amantes del arte y de la cultura en general supone todo un paraíso y una fuente casi ilimitada de elementos que les harán disfrutar, eso sí aparate de todo lo cultural que haya podido aprender y apreciar, he conocido ciertas realidades sobre los italianos que no era capaz de creerme cuando me las contaban, me explico:

Siempre te dicen que los italianos conducen mal, no mal lo siguiente, si condujéramos aquí así habría el doble de accidentes y no habría quien saliera a la calle por miedo a morir atropellado, y es que allí los pasos de cebra no existen, casi literalmente, las rayas están en el suelo pero para los conductores son unos graffitis en el suelo porque no paran ni aunque sea su madre la que cruza, de hecho los semáforos de los peatones (esos con los muñequitos) están en verde cronometrados unas tres milésimas de segundo, lo cual es un tiempo bastante escaso cuando pretendes cruzar una carretera de seis carriles, por lo que los italianos han perfeccionado nuestra técnica de cruzar por tol’ medio, y así hay que hacerlo si ves que no hay coches a la vista,corre como una maruja en el día de la apertura de las rebajas y quizás llegues al otro lado, da igual que sea por las rayas que sin ellas, tu corre que ellos ya se encargan de esquivarte. Curiosamente los italianos a pesar de todo esto sufren menos accidentes que los españoles…ironías de la vida supongo.

Pero no solo los peatones hacen lo que les viene en gana, los conductores también, son los únicos en el mundo mundial capaces de conducir con las rodillas mientras hablan por teléfono y van por la autopista a 120, lo se porque yo iba en el coche dentro, que iba rezando una plegaria a la Virgen,a Buda y hasta a Bob Esponja, y es que tela, no solo son capaces de hacer estas burradas en los coches, las motos también se las traen. En el tiempo que estuve allí me di cuenta de que para ser romano (una de las ciudades en las que estuve era Roma y la otra Venecia, supongo que en el resto sera igual pero no puedo asegurar, asique me centro en lo conocido) hay que tener moto, lo pone en la Constitución italiana casi de fijo, todo el mundo tiene desde un chaval de quince hasta la abuela con reuma de setenta, por ello son capaces de fumar, de ponerse los cascos o de hablar por el móvil mientras están conduciéndola, yo en mi vida había visto eso por aquí, pero claro aquello es Motorlandia, en todos los aspectos,porque también tiene narices los pasajeros de las motos. Que queréis que os diga yo seré una cobarde o muy precavida o llamarlo como queráis pero cuando voy en moto, me agarro con fuerza al conductor o a los agarraderos porque veo que en un frenazo en una curva mi cara se estampa en el suelo, pero allí ese miedo no lo conocen, porque a pesar de que el conductor este hablando por móvil el pasajero no se sujetara a nada,irá con las manos sueltas y claro nada le impide hablar por el móvil. Hay que hacer la aclaración de que allí la mayoría de las calles son de adoquines con lo cual los botes están asegurados y de que van a toda leche, con lo cual si quieres una experiencia fuerte de verdad no vayas a una montaña rusa vete con un italiano en su moto y veras como te sube la adrenalina.

El transporte público no se libra tampoco, y es que los buses paran donde les da la gana, las paradas son unos cartelitos prácticamente invisibles a los ojos de los turistas, lo que hace que en los primeros días sea una misión imposible subir a un bus, aunque pronto se coge la dinámica de que con una mano puedes parar un bus donde quieras, porque les da lo mismo parar en un lado que en otro tu levantas la mano y aunque estés a 50 metros de la parada mas cercana te recogerá, y no te preocupes si es caro o no, porque nadie paga ni tiene intención de hacerlo, de hecho hasta los propios italianos te instan a que no pagues. Esto es aplicable al resto de transporte publico excepto el tren que si que viene el revisador a pedir el ticket, de hecho en un nocturno en el que fui los muy *’¡”·$%$·& de su madre vinieron al compartimento 4 veces, en una de ellas casi nos tiramos los del compartimento sobre él para descuartizarle y es que si son incómodos de por si, eso de que te jo%$& cuando has conseguido dormir sienta realmente mal, es hasta mas feo y mas capullo que insultar a una madre.

Pero todo lo que hay allí no es malo, de hecho la comida la mejor, no has comido pasta o una pizza o un helado hasta que has ido a Italia, y es que son especialistas, los helados de cincuenta mil sabores, son cremosos como ninguno y saben a gloria. Las pizzas, solo con verlas se te cae la baba del placer, comer es todo un regalo para el estomago.

Como no quiero alargar mucho este rollazo, voy a hablar ya solo de Venecia, una ciudad preciosa, con San Marcos, sus canales, sus góndolas,sus máscaras de carnaval….he mencionado que los canales tiene un extraño color verde negruzco, vamos color mierda impresionante y que dejan un gustillo a pez dejado al sol, que es una ciudad cara hasta la médula espinal y en la que puedes tener el honor de realizar la meadas mas caras de tu vida (a unos 0.80 por persona), esto no lo digo para criticar sin mas y dejar mal a la ciudad,no, mi intención es hacer ver que todo lo que brilla no es oro, personalmente admito que la ciudad me encanto, me pareció preciosa y sumamente interesante por todo lo que esta construida sobre agua y demás, pero también me lleve fiascos como esos, por eso los pongo, por cierto quien se crea que la ciudad es todo canales y góndolas y demás que no se engañe que solo es una partecita de la ciudad (grande eso si, pero una parte) que Venecia al otro lado tiene sus callecitas con coches como el resto de los mortales.

Creo que a si a priori no se me ocurren mas cosas curiosas de mi viaje, bueno si, el Vaticano no es solo una plaza (que en esa plaza por cierto entran por lo menos tres campos de fútbol así a ojo, así que de pequeña nada) por detrás tiene unos pedazo jardines que alucinas que muestran como el Papa vive como cualquier otro jeque que se precie y es que no veas las riquezas que hay en tan poco espacio. Os aseguro que esa gente nunca pasara hambre.

Ya si que termino dejando una animación que ilustra muy bien y de manera divertida lo que yo os he contado. Que razón tenían Asterix y Obelix cuando decían aquello de: “Están locos estos romanos”

P.D: Quién me vuelva a decir que el italiano y el español son practicamente iguales, es que no ha oido a un italiano es su vida.

Anuncios

Un comentario el “Están locos estos romanos

  1. Miriam dice:

    hey qtl? he visto en tu nick del msn que habias actualizado con “Estan locos estos romanos” y me parecia interesante leerlo para ver tu opinion y comentar, estoy totalmente de acuerdo contigo, y en la conduccion con Roma no has visto nada, si te vas al sur a la zona de Napoles es mil veces peor, pero bueno es un pequeño riesgo que correr para disfrutar de ese pais. Al final quien fue a Italia este año has sido tu, yo sigo esperando al verano que viene a ver si por fin consigo irme de interrail allí.
    Espero verte algún día y hablar contigo porque el viernes fue imposible.
    Ciao bella (The italian way)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s