¿Cómo que maricón el que no bote?


Yo no soy mucho de fiestas, de hecho aborrezco casi todo lo que tiene que ver con ese tipo de fechas, y no me refiero a la Navidad o días así, no, me refiero a las fiestas del pueblo. No hay días en el año que odie más que las fiestas de mi pueblo, y por cosas de la vida es algo ampliable a las fiestas de todos los pueblos. Vamos a ver, no digo que no deban existir unos días pues de celebración con tus vecinos NOO, que aquí rápido se me mal interpreta, lo que pasa es que según mi punto de vista y recalco esto, son unos días en que la gente se vuelve idiota, su sentido común y demás características que nos hacen criaturas evolucionadas quedan anuladas por las cantidades ingentes de alcohol y sobre todo por la fiebre de las fiestas, si ya sabéis esa oleada, ese espíritu, ese ente de ganas de jarana que invade a todos en esos días, que les provoca que solo puedan pensar en las fiestas cuando comen, cuando duermen (si es que duermen) hasta cuando cagan, y que les obliga a mirarte como si fueras un alien cuando les dices que a ti eso no te mola y que prefieres hacer mil cosas antes que tirar al Tío Perico al pilón, bailar o mas bien dar tumbos con “Paquito el chocolatero” o mamarte veinte botellas de vodka solo para desayunar para no perder el ritmo. Lo siento pero a mí eso como que no, llamadme aburrida si queréis me importa tres cominos

Y tras esta extensa mamarrachada que me ha dado por escribir, a donde quería realmente llegar es al hilo musical de estas fechas, concretamente a un tema muy típico que suena en todas las verbenas y que si no lo hace parece que falte algo, si es ese tema churro que todos conocemos y que cuya profunda letra reza así:  “Un bote, dos botes, maricón el que no bote”. Bien, ante esto me embarga un único pensamiento y es  “tu puta madre va a botar”.

Todos hemos bailado esta canción,  incluso yo misma, de pequeña la he bailado no sé las veces y no me lo perdono aunque no fuera consciente de lo que decía la letra, la verdad es que hasta que no he crecido no me he captado el mensaje, pero eso no es excusa, mis padres y la gente mayor que si sabía de que iba a la cosa me lo tenían que haber dicho y no que bailar la canción esta mal no (que también, por lo que representa), sino que ser maricón no es algo malo, no es algo de lo que burlarse, no es algo por lo que avergonzarse, eso es lo que hay enseñar ahora desde pequeñitos, meterlo en la cabeza de esas jóvenes mentes en formación, así no solo se va a construir una sociedad mejor, más avanzada, sino que se van a evitar muchas muertes cuando esos niños crezcan.

Pero volviendo al tema que estaba tratando (hoy no quiero centrarme en otras cosas como educación o suicidio adolescente, tiempo habrá)  sino en porque no se prohíbe o se cambia la letra de esta canción. De todas las verbenas a las que he ido ya de mayor y consciente de mis actos, solo en una la cantante pidió perdón por la letra y dijo que nadie se lo tomara a mal, como un ataque, que ellos respetaban a cada persona. Me pareció un bonito gesto, lo admito, pero aun así vuelvo a las mismas, no justifica el acto, es como si voy a  matar a alguien y de hecho lo mato, pero eh, que le he pedido perdón antes.

Otra cosa que además que me llama mucho la atención en este asunto es que a nadie aparte del colectivo LGBT le importa mucho, no ven nada malo y hasta la defienden en plan “es que es una canción muy vieja” o “es que es cultura popular”, ya bueno antes era cultura popular cazar brujas y no veo ahora a ninguna ardiendo en la plaza (venga estoy esperando). Pero aparte es que estoy segura que si la canción soltará algún mensaje contra cualquier otro colectivo (y no quiero decir que otros colectivos sean menos importantes, no van por ahí mis palabras, no me saquéis de contexto) ya se habría puesto el grito en el cielo, pero como va a por los maricones pues que les den.

Así que desde aquí hago una llamada popular para cuando esteís en una verbena o alguna fiesta así y se toque este tema, que o bien hagáis resistencia pasiva (por ahora es mi táctica) es decir no botar como nos mandan luchando con la presión social os rodea al no hacer lo que hace el resto, pasando de las miradas que os lancen y demas actos amenzadores (os recuerdo que la mayor parte en este punto de la verbena esta como una cuba, con lo cual a menos que sea un autentico animal lo máxime que hará sera lanzar puya verbal, pero pasando) o bien actuar como se me esta ocurriendo a mi hacer cuando vuelva a oir esa cancioncilla, lanzar una pedrada a ver si así pues hacen más caso.

P.D: sé que he empleado varias veces la palabra maricón, pero espero que por el contexto se sobreentienda no la empleo para insultar a nadie. Nunca es ni será mi intención insultar o menospreciar a nadie por su raza, sexo o identidad u orientación sexual, para nada. Eso sí, por el contrario si molesto a algún homófobo/racista/xenófobo/misógino o algún otro animal de bellota así, me sentiré hasta feliz.

Anuncios

2 comentarios el “¿Cómo que maricón el que no bote?

  1. De entrada, procuro no ir a esas fiestas, ya que coincido contigo y me parecen siempre lo mismo. Y sí, ya llevo tiempo que cuando oigo esa “canción”, no boto, me quedo parado y ya, y nadie me ha dicho nada.
    Coincido contigo en que, en esos festejos, todos retroceden como 5 pasos en la escala evolutiva. Triste.

  2. odddman dice:

    Saludos desde el Perú. Me resulta muy ameno leerte, porfa sigue así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s