De Castilla a Deutschland: emigrante


Ser emigrante es más que irte de tu país, es más que una condición, es un sentimiento, un estado.

Puedes llegar a serlo por diferentes y variados motivos, quiero imaginar que si lo eres por experimentar como es tu vida en otro lugar toma un color diferente que si lo haces como muchos de nosotros empujados por una situación que no provocamos pero que sufrimos de lleno.

Ser emigrante en algún punto es dejar de serlo para formar parte del nuevo país, nunca sabes si definitivamente o solo por un tiempo, pero si abres tu mente, dejas de aferrarte a prejuicios, a costumbres que antes estaban bien pero ahora ya no y das la bienvenida a nuevas experiencias, idiomas y hábitos acabarás formando parte de la nueva sociedad en la que has aterrizado. No digo que sea fácil, pero si pones de tu parte los demás pondrán de la suya para hacértelo más llevadero.

Ser emigrante también significa hacer nuevos amigos, amigos tan variados que juntos parecéis un anuncio de Benetton, alguno compartirá tu lengua y será bonito, pero más bonito es cuando les puedes enseñar y tú aprender la suya, así acabarás brindando en (mínimo) siete idiomas, saludando como en diez distintos y hablando en un dialecto que será lo más cercano que existirá jamás a un idioma universal.

Ser emigrante también es triste a veces, puedes llegar a sentirte muy solo aunque estés en el trabajo rodeado de gente. A veces, cuesta enfrentarse a esa barrera no solo idiomática, sino cultural. Pero la peor parte es tu gente, dónde están, a miles de kilómetros de ti, los ves una vez cada tres meses y con suerte, lo que no compensa el perderte cumpleaños, comuniones o simples reuniones familiares, y cuando digo familiares también incluyo a amigos, que al fin y al cabo son parte de tu familia. Internet, las redes sociales, videoconferencias, palomas mensajeras (qué sé yo) están muy bien, pero no suplen un abrazo, un beso, unas palmadas en tu espalda o bromear con tu hermana.

Sí, la vida del emigrante, una vida que ahora más que elección es imposición, puede ser lila o violeta, a veces azul y otras negra, pero nunca rosa.


 

P.D: he acabado llorando escribiendo esta entrada así que para relajar un poco aquí van unas pocas fotos de alemanadas tomadas estos días.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

He aquí la fantavillosa bicitín, mitad bici mitad patín

DSC_0630

¿Quién dijo que la ñ era imprescindible?

DSC_0631

Vegetarianos aquí podéis comprar gominolas tranquilamente y sin remordimiento moral

DSC_0632

Otro invento maravilloso: la tele-radio

DSC_0637

El kit que todo forofo necesita

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Luego hay forofos que se pasan un poco

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Toys”R”Us amplia la franquicia

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Aparcar la bici nivel pro

DSC_0639

Si no hay un puesto de Eurovisión en un festival gay, no es festival ni es nada

DSC_0641

Porque lo de vender condones en los servicios está muy pasado de moda

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

No me molesto en preguntar…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y Mauerpark traspasó la última frontera

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Nunca he entendido como el mercado de pomos es tan prolífero aquí

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s