De Castilla a Deutschland: ¿me estaré alemanizando?


Como medio mundo occidental, estos días estoy de vacaciones, no sé si merecidas o no pero aquí estoy, y como buena emigrante las vacaciones se traducen en una cosa: vuelta al casa. Así es amigos, cuando vives en otro país tus días festivos debes cumplirlos (en caso contrario puede que tu familia te canee y con razón) en casa de tus padres, que curiosamente, ha dejado de ser tu casa, la tuya está a la otra punta.

Pero esa no es la única cosa que cambia de cuando vivías bajo el techo paterno, a tu regreso notas como ya nada es lo mismo, nada está como lo dejaste. Puede que lo parezca pero no hay que caer en engaños, si ni tú mismo eres el mismo.

Por cierto de las chorradas que voy a decir a continuación, debéis tener en cuenta que:

  • Soy abulense, y por tanto he vivido en una ciudad pequeña que parece anclada en los cincuenta.
  • Puede que no sean grandes diferencias, pero son las pequeñas cosas las que hacen la vida.

Por ejemplo a botepronto se me ocurre que ahora en vez de pedir una caña y quedarme contenta con la cerveza que me traigan, prefiero (si hay la opción, que no siempre) pagar un poco más y beber una cerveza que no sea pis de gato comercializado como la Mahou o la Cruzcampo.

A la hora de saludar a la gente también he cambiado, ya me costaba en su momento dar dos besos, pero es que ahora simplemente se me olvida y me quedo en el abrazo (si es una persona que me importa uno estruja huesos) que es a lo que me han acostumbrado en Alemania.

Mi estómago tiene jet-lag, y aunque las comidas me saben a gloria (tengo que reconocer que allí también, pero esta bien dejar la patata por unos días) mi estómago a partir de las 11:30 exige que le alimenten. Eso sí, no me acordaba de lo poco que me gustan las lentejas, pipos y comidas semejantes. Debo de ser la peor española del mundo porque no echaba de menos las lentejas de mamá.

Antes de mi ida me gustaba conducir, ahora no es que me disguste pero me cabrea en sobremanera que en una ciudad tan pequeña no haya nunca sitios para aparcar y tenga que dar veinte vueltas para acabar aparcando en el quinto infierno. Que mal esto de haberse acostumbrado a la bici.

En cuanto a las reuniones ya sean sociales o familiares, estoy desentrenada en eso de poder atender varias conversaciones a voces diferentes, el tono tan alto y el no dejar terminar el turno de palabra hacen que no me entere de nada.

Lo mejor de la vuelta y de volver concretamente a esta ciudad, es que puedes encontrarte con amigotes que hacia milenios que no veías a pares  en una misma noche, porque como no hay mucha variedad acabamos todos en el mismo sitio.

Por su parte, mi querida ciudad medieval no a cambiado ni un ápice, bueno quitando que ahora el Murallito es rojo y ya no es ni siquiera el Murallito sino una variación cabrona del ayuntamiento; han cerrado tiendas tan míticas como Foto Estudio Rober y han abierto un gimnasio en la zona de las Hervencias (que no se si tendrá parroquianos), lo demás igual. La misma gente, los mismos carteles de “Se alquila” y “Se Vende” o igual alguno más.

DSC_0608

De todo lo que se podía exportar de Alemania, ha tenido que ser esta guarrerida

DSC_0606

¿Biblioteca Digital Taurina? ¿Perdón?

DSC_0607

Y no solo digital, vaya colección montada tenían

En fondo me alegra pasar unos días aquí, aunque reconozco que no me quedaría a vivir, se me queda pequeña.


 

Cambiando de tercio, unas pocas fotos más para la colección Alemanadas:

DSC_05975

Callejeando puedes encontrar cosas así de chulas

DSC_05964

Allí también se habló del nuevo rey Phillip der Sechs

DSC_05593

Son pastelitos, pero cuando los vi pensé que eran otra clase de “pasteles”

DSC_0617

Nunca había visto una de estas antes, creía que eran una leyenda

DSC_0615

Si hay latas de cerveza de 1l porque no iba a haber vino de 5l

DSC_06709

Lo más turbio que he visto nunca

DSC_0596

Vista en pleno Berlín ¿alguien la mandará desde allí alguna vez?

DSC_05974

¡Lo sabía! ¡los aliens existen!

DSC_0595

Nunca he visto un libro para niños español que hable sobre la homosexualidad tan sencilla y abiertamente

DSC_056792

Me pregunto como describieron el color del coche en los papeles

DSC_05596

En esta tienda saben muy bien como clasificar la música

DSC_0602

Nuevo nivel alcanzado por Mauer Park: “tu primer kit de magia negra”

DSC_06053

Y si tus problemas son mas bien amorosos “tu primer kit de Voodoo del amor”

DSC_0598

F. Ibañez estará orgulloso, ha conquistado Alemania

DSC_0600

Antes os hablé de ella, y aquí está, la lata de 1l de cerveza

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s