Crónica de un concierto: Epica + Dragonforce + Diablo Boulevard. C-Club. Berlín. 17/01/2015


epica

Casi un año ha pasado desde que fui a mi primer cconcierto aquí en Berlín, curiosamente también a Columbiadamm, solo que aquella vez fue en la sala grande y esta en la pequeña, que casi me ha gustado más, es más recogida y queda todo entre familia. Y en ambas ocasiones ha sido para ver a dos grupos de los que soy bastante fan, con mujer al frente y dentro del gothic/symphonic metal.

Como ya me lo olía, aun sabiendo que el concierto empezaba según la web, la entrada y donde quisiera que miraras a las 20:00, me planté en la puerta a las 18:30 habiendo ya cierta cola, porque como bien presupuse los acompañantes de los teloneros empezaron a las 19:30.

Así que bien pronto estaba yo en una tercera fila, bastante cerca del escenario pero flanqueado por varios alemanes descendientes directos de los vikingos que parece siempre ocupen las primeras filas aposta y, además, sin cámara porque me la volvieron a requisar. Al final a la tontería me voy a hacer amiga de todos los seguratas de salas de Berlín, sino al tiempo.

Volviendo al tema central,fueron los belgas Diablo Boulevard quienes dieron el diablo bpulevardpistoletazo de salida como digo media hora después de abrir puertas para ir caldeando el ambiente. Fue una escasa media hora de actuación pero se entregaron y consiguieron hacerse lo más que pudieron con el público, que ayer era exageradamente frío, incluso para estas latitudes. Seis canciones movidas nada más, que me recordaron mucho al estilo de Five Finger Death Punch. Terminado el set list rápidamente se fueron, animando eso sí, a comprar un poco de merchandising que les tiene que salir algo rentable la gira.

Sin mucha demora fue el turno de los británicos Dragonforce, que fueron lo mejor de la noche incluso mejor los cabeza de cartel. Teniendo en cuenta el virtuosismo de esta gente con las guitarras y la duración de las canciones puede que se hiciera un concierto corto, no llegaría a los 50 minutos, pero si muy intenso. dragonforceInstrumentalmente sonaron bárbaros, pero vocalmente hubo problemas con el sonido que se repetirían con Epica, pues la voz aguda del cantante pasó factura y hasta que no cambiaron el micro y aun con eso, a veces no se entendía nada o si cantaba o si no. Por lo demás estupendo, incluyeron temas nuevos y otros más clásicos lo que es de agradecer, para terminar con la archiconocida Through the Fire and Flames con la que se despidieron sin dilación y sin amago de bis, y es que aquí los horarios son bien estrictos, si a las 23:00 tienes que terminar, se termina y punto.

Otra pequeña pausa, un poco de movimiento en el público, los fans de unos se van los de otros se hacen camino para intentar llegar a primera fila, lo cual ayer fue una tarea técnicamente imposible pues todos queríamos estar lo más cerca posible de Simone Simons, tanto que ni la divina cerveza logró disolver ni por un segundo la barrera inquebrantable que se formó delante.

Epica tuvo hora y media de actuación que arrancó fuerte, demasiado, porque no supieron mantener el nivel. Llevo años escuchándolos y sin duda son un grupo de estudio ya que en directo se dejan perder por bobadas que desvirtúan canciones bastante serias, la voz de ella queda oculta en todo momento por los instrumentos y la fama de Simone que se sabe una diva y lo explota hasta límites insospechados, tanto que te hace preguntarte si la gente en realidad va a ver al grupo o solo a ver como se menea, que no es poco.

epicaPor suerte incluyeron bastantes canciones aantiguascomo The Last Crusade, la que no podía faltar Cry for the Moon, la cual estiraron como un chicle y The Phantom Agony que fue toda una sorpresa que tocaran, pero para hacer el destrozo que hicieron mejor se la hubieran reservado, porque tocar el estribillo cual verbena de feria con luces de colorines y ellos dando saltitos y transformando el ritmo en algo más cercano al chunda-chunda que al original, así mejor que no la toquen.

Evidentemente fueron los únicos que hicieron un bis en el que incluyeron un cumpleaños feliz dedicado a  Simone ya que era su cumpleaños ( lo que faltaba) para muy puntuales despedirse después de la foto típica de familia.

Salí muy escaldada como se puede sentir en mis palabras, aparte que me di cuenta de que yo me estoy haciendo muy mayor para este tipo de música (que no creo porque Within Temptation me parecieron impecables) o es que lo mismo Epica se está volviendo muy para las nuevas generaciones, que me parece muy bien, pero no que se olviden de los fans de siempre. Digo esto porque se notaba que la mayoría de los que estaban delante eran chavalines -as de no más de 16-17 años, acompañados muchas veces de padres o tutores legales que solo se sabían las nuevas, no hacían por disfrutar del resto de bandas, solo se movían un poco cuando lo hacía Simone y de las canciones antiguas nanai.

Una pena la verdad, me estoy planteando empezar a dedicar a ir a conciertos de grupos que no conozco o que nunca se me ocurriría ir, porque al final son con los que de verdad disfruto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s